Receta de Petits fours para estas fiestas

Petit fours

Aunque, en origen, los petits fours eran pequeños pasteles, hoy en día se denominan así a pequeños acompañamientos que se sirven con el café y que rematan una buena comida o cena.

No hay una sola receta de petits fours, sino que podemos servir multitud de preparados que vayan bien con el café. En esta ocasión, preparé tres petit four distintos: rocas saladas, gelatina de mojito y frutos secos caramelizados.

De los dos últimos es casi evidente la receta, pero las rocas saladas son bastante originales y seguro que sorprenden a nuestros invitados.

Rocas saladas

Los ingredientes que necesitamos son:

  • chocolate para postres
  • patatas fritas
  • sal maldon
  • curry

Trituramos las patatas con las manos, de forma que queden trozos no demasiado grandes pero sin que queden hechas polvo del todo.

Fundimos el chocolate para postres en el microondas, a baja potencia y de poco a poco, para evitar que se nos pueda quemar. Un vez fundido lo mezclamos con las patatas fritas trituradas.

Para preparar las rocas, colocamos papel de hornear sobre una bandeja y vamos haciendo montoncitos de la mezcla, idealmente no demasiado grandes, de forma que se puedan comer de un solo bocado. Los decoramos con unos cristales de sal maldon y un poco curry y los metemos en el congelador para que el chocolate se solidifique rápidamente.

En una hora, aproximadamente, los tendremos listos para consumir. Si los dejamos atemperar unos pocos minutos podremos apreciar mucho mejor el contraste de sabores. Lo mejor es no dejarlo de un día para otro, para evitar que se nos reblandezcan en exceso las patas fritas.

Gelatina de mojito

Preparamos un mojito en vaso pero sin añadirle el típico hielo. Cada uno tiene su receta para el mojito, pero es tan fácil como mezclar ron con azúcar moreno y un poco de menta bien lavada.

No es necesario añadirle soda, así la gelatina tendrá un sabor más potente. Podemos pasarlo por la batidora para deshacer más rápido el azúcar y triturar la menta y que esta se reparta por todo el líquido.

Solo nos queda añadirle unas hojas de gelatina previamente hidratadas en agua fría y verter la mezcla en una cubitera, que previamente habremos pintado con un poco de aceite para facilitar el desmoldado.

Lo dejamos reposar en la nevera durante varias horas, hasta que se solidifique la gelatina y, tras desmoldarlo, podemos rebozar en azúcar blanco y, si tenemos, un poco de ácido cítrico.

Frutos secos caramelizados

Este es el petit four más sencillo en ingredientes, pero con el que hay que tener más cuidado para que no se nos queme. Basta con mezclar en una paella 125 gramos de azúcar con 75 mililitros de agua y calentar hasta que el agua empiece a hervir, momento en el que deberemos remover sin parar para evitar que se nos pegue.

Cuando empiece a coger un color tostado le añadimos las nueces, almendras o cualquier fruto seco que nos apetezca y seguimos removiendo para que se vayan recubriendo bien. Al retirarlas, las colocamos en papel de horno y separadas entre si, para que se endurezcan al secarse.

Ya lo tenemos todo listo, servimos acompañando a unos buenos cafés y ¡a disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *